El Nail Art de ositos... ¡listo para el Día del Niño!

Publicado en por Christelle

Créditos: C. Blanco / Essenza ●

Créditos: C. Blanco / Essenza ●

¡Lo prometido está listo!

Si hoy deseas preparar algo especial para el Día del Niño, aprovecha esta hermosa idea ¡y alista tus pinceles!

Este Nail Art no requiere de mucha habilidad, pero sí de un poco de pulso. Verás que a medida que la vas realizando, se te va a hacer cada vez más fácil y lo podrás realizar en unos minutos.

Lo importante: contar con una buena pintura acrílica (yo utilicé el set de pinturas Pébeo Studio que encontré en librerías, y que viene en un estuche verde. Con este tamaño, tendrás pintura acrílica para numerosos nail arts).

Lo otro que es sumamente importante, es la calidad de tus pinceles. Tienen que ser pinceles delgados y sus pelos deben estar bien adheridos (te imaginas que cuando termines de pintar todo el osito un pelito se caiga sobre el diseño...). Yo compré los míos en uno de los quioscos de la calle Pancara (San Miguel) en La Paz, cuestan alrededor de Bs. 15 cada uno. El pincel de detalle lo adquirí en una librería y le corté los pelitos hasta que quede bastante delgado. No olvides hacer pruebas antes en un papel, ¡cuidado dejes a tus pinceles sin pelos! :-)

Material

Para este Nail Art, he utilizado:

  • un pincel de detalle (como te comenté arriba, compré en librería un pincel de cerdas suaves y le corté los pelos hasta el tamaño adecuado para mí. Puedes verlo en las fotos del paso a paso).
  • un pincel redondo delgado.
  • Un dotting tool (que se sirve normalmente para realizar puntitos. Lo puedes encontrar también en quioscos que venden esmaltes).
  • Opcional: un pincel biselado delgado (para los corazones).
  • una base. El esmalte base es fundamental. No puedes ponerte un esmalte directamente sobre la uña, primero porque contiene muchos químicos (peor si vas a hacer este diseño a un niño), y segundo porque corres el riesgo de que la uña se vaya tiñendo de amarillo a la larga.
  • un esmalte claro que te va a servir de base para la pintura, suficientemente opaco para no tener que poner muchas capas. Yo usé en este caso un esmalte celeste, pero puedes usar un beige, o un rosa pálido... ¡Es tu diseño!
  • un TopCoat (sin éste, la pintura acrílica se va a salir a la primera lavada).
  • pintura acrílica ploma (puedes mezclar blanco y negro), blanca y negra.
  • un vasito con agua (para limpiar los pinceles y diluir la pintura).
  • papel absorbente o kleenex (para secar los pinceles).

¿Lista? Entonces, ¡ya arrancamos con la explicación!

Paso a paso

  • Luego de la manicure, aplica una base en todas las uñas. Cuidado, seguramente ya te lo habían dicho, pero te lo repito: ¡no es bueno sacar cutículas! Es un procedimiento muy agresivo para esta delicada piel de las uñas, puedes llegar a tener una inflamación o peor, una infección (¡muy dolorosas!) y tus cutículas van a salir aún más gruesas después. Si no puedes evitarlo, primero empújalas con un palito con algodón luego de remojarlas y corta sólo lo imprescindible, y muy de vez en cuando. Por supuesto, a las niñas no les puedes cortar las cutículas, sólo empujarlas con mucho cuidado. 
  • Después, aplica dos capas del esmalte claro que te va a servir de base. Espera que seque perfectamente.
  • Con el pincel redondo y la pintura ploma levemente diluida - tal vez ni sea necesario diluirla, realiza una prueba previamente -, comienza pintando un círculo grande a un costado de tu uña para la cabeza del osito, un círculo más pequeño para su cuerpo y dos circulitos encima de la cabeza para las orejas. Repasa con una segunda capa de pintura. IMPORTANTE: deja que la pintura seque entre capa y capa (no te preocupes, como es acrílico, seca muy rápido), y si te equivocas, agarra un pincel limpio ligeramente mojado y pasalo con cuidado sobre el error. Con la misma técnica, puedes hacer la parte superior de un osito en la esquina inferior en algunas uñas.
  • Con el mismo pincel enjuagado y secado, aplica la pintura blanca para realizar su hocico. Repasa con una segunda capa.
  • Con el pincel de detalle, repasa todos los contornos con una línea delgada de pintura negra diluida. Primero las orejas, luego la "frente", el hocico y el resto. Luego haz un pequeño triángulo negro dentro del hocico para la trufa. Lo que olvidé en las fotos (¡la edad, la edad!), es el detalle de la parte interior de las orejas que puedes ver en el modelo original, que hice hace unas semanas atrás... 
  • Con el mismo pincel de detalle y pintura negra muy diluida (¡pero no chorreando!), dibuja unos pelitos muy delgados y cortos en todo el contorno del oso.
  • Con la ayuda del dotting tool - si no tienes, puedes usar el pincel de detalle -, realiza los ojos de todos los ositos (un puntito y jalas hacia abajo).
  • Luego, usando el pincel de detalle y pintura blanca ligeramente diluida, dibuja con un puntito muy delgado los reflejos en los ojos y en la trufa.
  • Si te gustan los corazones, con un pincel biselado delgado y pintura negra puedes hacer unos en algunas de las uñas: aplasta suavemente el pincel y jalalo hacia abajo y haz lo mismo para la otra mitad del corazón.
  • Finalmente, aplica dos capas de topcoat en cada uña, deja secar totalmente, y lavate las manos con agua (para quitar los excedentes de pintura de los costados).

Espero que te haya gustado este diseño. Si es así, ¡no olvides postear tus creaciones en la página Facebook de Essenza (www.facebook.com/EssenzaBolivia)!

¡Feliz Día del Niño a todos los niños de sus familias, y a la niña que está en cada una de nosotras!

¡Hasta pronto!

Christelle

Créditos: C. Blanco / Essenza ●
Créditos: C. Blanco / Essenza ●
Créditos: C. Blanco / Essenza ●

Créditos: C. Blanco / Essenza ●

Etiquetado en Belleza

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post