Protege tu relación de pareja

Publicado en por Violaine

© antonioguillem / 123RF ●

© antonioguillem / 123RF ●

Hace algo más de un año, una pareja de amigos muy cercanos nos invitó a mi esposo y a mí a participar de un taller para parejas que ellos llamaban “Fin de Semana” (FDS), explicándonos que se trataba de una experiencia en pareja que ellos acababan de vivir, que iba a ser muy lindo y beneficioso para nuestra relación y que no nos podían decir más para que no se “arruine la magia”. La verdad que con tan poca información dudamos un poco si entrar o no; no sabíamos qué esperar y nos generaba algo de nervios lanzarnos de cabeza a algo totalmente desconocido… Pero finalmente pensamos que no teníamos nada que perder, así que nos inscribimos…

Ahora les puedo contar que el FDS es una experiencia organizada por el movimiento sin fines de lucro Encuentro Matrimonial Mundial, cuyo objetivo es enseñar a través de charlas un método de comunicación especialmente diseñado para que las parejas aprendan a escucharse y comunicarse mejor y así puedan fortalecer su relación de allí en adelante.

Muchas parejas piensan: “Si nosotros estamos bien, ¿para qué entrar a un taller de este tipo?” Pues en realidad el Fin de Semana de Encuentro Matrimonial está diseñado para cualquier pareja, casada o no, que está comprometida con su relación, sin importar si en ese momento estén “bien” o “mal”. Es “una medicina preventiva” que permite a cualquier pareja tener las mejores herramientas para que su relación sea duradera y poder enfrentar juntos los problemas típicos de las parejas. En nuestro caso, no estábamos “mal”, pero después de ocupar un cargo demandante durante dos años más el reto de educar juntos a nuestra hija, nos habíamos alejado y yo extrañaba el compañerismo y la complicidad de antes. El FDS nos permitió dar la vuelta a esta situación.

Después de haber participado de esta experiencia quisimos invitar a todos nuestros amigos a vivirla, sin embargo nos dieron respuestas como:

  • “no queremos dejar los niños todo un fin de semana” o “no tenemos con quién dejarlos". Sin embargo, casi siempre hay opciones para tener los niños cuidados durante 2 días (tíos, abuelos, vecinos, amigos…) Y lo más importante, aunque en ese momento los niños puedan no apreciarlo, el dejarlos por esos 2 días permite hacer una inversión importante en su relación de pareja que luego beneficiará a los niños. En nuestro caso, sí nos generaba bastante culpa dejar a nuestra hija todo un fin de semana dado que el único momento que teníamos para pasar tiempo en familia los tres eran justamente los fines de semana. Pero no nos arrepentimos de haberlo hecho; el beneficio del FDS más que compensó el sacrificio.
  • “no puedo dejar mi trabajo todo un fin de semana”, o simplemente “estoy muy ocupado”. Evidentemente, en la forma de vida (y de trabajo) actual, no es sencillo dejar de responder llamadas de trabajo durante 2 días. Pero lo podríamos poner así: cuando estamos mal en nuestras relaciones personales y en particular en la pareja, tampoco rendimos en el trabajo. Piensen en personas que pasan por un divorcio – es frecuente que su rendimiento baje significativamente durante los primeros meses mínimamente. ¿No sería conveniente invertir 2 días (no más!) en medicina preventiva para que esto nunca nos pase? Y que el emprendimiento más importante y significativo de nuestra vida sea un verdadero éxito? En mi caso particular, las llamadas de trabajo en fines de semana eran bastante usuales, así que antes de entrar al FDS avisé a una persona clave en mi oficina que no estaría disponible. El lunes siguiente me enteré de que habían tenido un problema en el trabajo, pero al saber que no podían contar conmigo lograron solucionarlo sin mí… Y de hecho desde entonces, se hizo menos frecuente que me llamen del trabajo en fin de semana porque ya la gente de la oficina buscaba soluciones antes de recurrir a mí. ¡Ese fue un efecto secundario de entrar al FDS bastante inesperado pero muy beneficioso!

Según estadísticas de diferentes fuentes*, en la actualidad aproximadamente 7 de cada 10 matrimonios en Bolivia terminan en divorcio. Y sin embargo, muchas parejas nos encontramos más dispuestas a invertir un fin de semana en cualquier otro aspecto de nuestra vida (trabajo, estudios, deporte, amigos…) que en nuestro matrimonio. Además de las respuestas típicas ya mencionadas, por falta de información se pueden generar algunos mitos sobre el FDS que es necesario romper. Aquí aclaro qué no es un Fin de Semana de Encuentro Matrimonial:

No es una terapia grupal.

El FDS no se asemeja en nada a una terapia de cualquier tipo, y mucho menos a una terapia grupal. De hecho, las parejas que participan no necesitan compartir sus experiencias o dificultades con nadie más que con su cónyuge!

No es un retiro espiritual.

Si bien el Encuentro Matrimonial Mundial es un movimiento católico, el FDS tiene como único objetivo fortalecer el matrimonio o la relación de pareja. No es un retiro espiritual, ni se trata de convertir a nadie. Por este mismo motivo, el FDS está abierto tanto a creyentes de cualquier religión como a no creyentes. No dejen que el tema de la religión sea su motivo para no mejorar la calidad de su relación de pareja.

No es sólo para parejas o matrimonios que “están mal”.

En general, pasados los primeros 2 años de la etapa de “noviazgo”, la rutina, el cansancio, el estrés, el trabajo, los hijos o la dificultad para tenerlos, la familia política, el tema del sexo o el manejo del presupuesto del hogar… son factores que afectan a todas las parejas y hacen que no todos los días se pueda tener “la vie en rose” (la vida en rosa) que teníamos en los primeros meses de enamoramiento. El FDS ayuda a todos los que se reconocen en esta descripción. Es una medicina preventiva, que no ha sido diseñada para parejas al borde del divorcio; aunque en esos casos extremos el FDS puede ser una salvación – o una buena herramienta para tomar una decisión racional e informada sobre el futuro de su relación.

Si justamente su relación está tan desgastada que parece que ya nada puede salvarla, yo diría más bien que se den una última oportunidad intentándolo. Esos 2 días del FDS les permitirán evaluar seriamente y objetivamente su relación y determinar si hay algo que se puede salvar o si definitivamente estarán mejor yendo cada uno por su camino; todo eso en mucho menos tiempo de lo que tomaría una terapia de pareja u otra iniciativa similar.

No es una secta.

El Encuentro Matrimonial Mundial es un grupo católico sin fines de lucro, dirigido y orientado por matrimonios y sacerdotes. Después de sus inicios en Barcelona, España con el primer FDS en 1961, y su consolidación en 1971 en EE.UU. con el nombre actual del movimiento, hoy en día el FDS se organiza en más de 100 países del mundo.

No es sólo para matrimonios católicos.

Si bien el Encuentro Matrimonial Mundial es un movimiento católico, el FDS está totalmente abierto a todas las parejas independientemente de su orientación religiosa. No solamente está abierto a creyentes y no creyentes, católicos y no católicos, también está abierto a parejas casadas por lo civil o que tengan una relacion de convivencia estable. Personalmente, esa apertura es una de las características del Encuentro que a mí me encantan.

Y lo más importante… No van a perder su tiempo ni se van a aburrir.

Eso sí, les aseguro que no tendrán tiempo para aburrirse. ¿Alguna vez asistieron a una conferencia de Pilar Sordo (o vieron alguno de sus videos), que entretiene y hace vibrar a su público? Imaginen algo parecido, pero con la oportunidad de aplicarlo a su relación de pareja en ese momento…

Espero con estas palabras haber eliminado algunas de las barreras que se presentan cuando reciban una invitación a un FDS. Personalmente, yo recomiendo el FDS simplemente porque tengo las mismas ganas de compartir esa linda experiencia que de compartir un libro, una película que me ha conmovido o un buen restaurante o lindo hotel donde ir de vacaciones, pero sobre todo porque yo he vivido y experimentado el beneficio del FDS en mi relación de pareja y deseo que muchas parejas puedan gozar de lo mismo.

Cuando yo salí del FDS con mi marido, llorando de la emoción (sí, soy una llorona, pero les aseguro que no era la única en ese estado!), era principalmente porque me sentía renovada y otra vez ilusionada con mi matrimonio, pero también porque me tocó el corazón conocer a una comunidad de personas que luchan por hacer un mundo mejor, con menos desamor, dolor y separaciones…

¡Así que espero verles en el próximo FDS!

Violaine

P.D. Si quieren ver un video informativo sobre el FDS hagan clic aquí.

Próximos FDS en La Paz: 29 al 31 de agosto de 2014 y 17 al 19 de octubre de 2014

*GTZ (Cooperación Técnica Alemana), Fundación Universidad de la Familia

Protege tu relación de pareja

Etiquetado en Psicología

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post