Nuevo Nail Art: Water Marble de Flor

Publicado en por Christelle

© C. Blanco / Essenza ●

© C. Blanco / Essenza ●

Hace ya un buen tiempo que prometí las explicaciones de un Nail Art en nuestra página Facebook. Como estas explicaciones son un poco largas y complejas, el tiempo pasó pero ya por fin ¡está listo!

Es verdad que un tutorial en Youtube hubiera sido más fácil de entender, así que Essenza decidió crear su propio canal para que puedas acceder a los videos que vayamos a poner en línea. Mientras tanto, y hasta que esté listo, te propongo que sigas las explicaciones con las fotos. Dicho sea de paso, estas fotos no tienen una muy buena calidad pero no me ha sido muy fácil pintarme las uñas y sacarme las fotos al mismo tiempo ;-)

Este Nail Art me gusta mucho porque es muy versátil, original y… ¡ninguna uña se parece a la otra!

Se llama en inglés Water Marble (marmolado en agua) de flor. Su técnica es un poco compleja al comienzo pero después de unos cuantos intentos vas a ser una experta. Si el esmalte no se expande adecuadamente en el agua, es probable que no sea el adecuado o que esté muy seco (y por ende, más denso). De esto te darás cuenta probando distintas clases de esmaltes. Los que NO te aconsejo: los esmaltes metálicos, los de brillos, los esmaltes demasiado líquidos y los muy densos.

© C. Blanco / Essenza ●© C. Blanco / Essenza ●

© C. Blanco / Essenza ●

Para empezar, necesitarás:

  • Scotch (Diurex) para proteger tus uñas
  • Una base transparente
  • Un color claro (blanco, beige, rosa pálido por ejemplo)
  • Un top coat (protector de esmalte)
  • Dos o más esmaltes de los colores que prefieras
  • Un mondadientes
  • Un lapicero viejo (que ya no sirva), o cualquier objeto similar (yo usé un empuja cutículas viejo)
  • Un palito de naranjo o un utensilio para empujar cutículas
  • Un envase con agua templada que vayas a usar sólo para tus Nail Arts (un vaso de plástico, de vidrio, etc.), más o menos del ancho de la palma de tu mano. NO cometas el mismo error que yo: no uses un envase de tipo frasco de vidrio cuyos bordes incomodan mucho a la hora de colocar el esmalte ;-).

Yo usé esmaltes Jordana, porque tienen una textura bastante adecuada y son baratos. Como, al comienzo, se usa bastante esmalte (entre que una se equivoca, no le gusta el resultado y vuelve a empezar…), es preferible no usar esmaltes muy caros que se van a acabar en un santiamén. Eso sí, no olvides buscar esmaltes que no contengan formaldehido y toluenos, unos químicos peligrosos para la salud.

También usé un esmalte Opi, más caro, pero me gustaba mucho el contraste con los demás colores.

Para el color base, quise utilizar un rosa bajo, ligeramente metálico, que se llega a ver en el resultado final. Puedes usar cualquier otro color claro de base, que combine con los que vayas a usar para el Nail Art.

© C. Blanco / Essenza ●© C. Blanco / Essenza ●

© C. Blanco / Essenza ●

Los pasos (se repite lo mismo para cada dedo, aunque ya, con la práctica, podrás pintarte dos a tres dedos al mismo tiempo):

  • Lo primero que debes hacer, después de aplicarte la base de esmalte y el color base y esperar a que sequen, es proteger tus uñas con scotch (diurex). Para esto, necesitas dos trozos por uña, uno que vas a pasar por la parte superior de la uña hasta los costados, y otro que cubra la base. De esta manera, te será más fácil limpiar los excedentes de esmalte.
© C. Blanco / Essenza ●© C. Blanco / Essenza ●

© C. Blanco / Essenza ●

  • Abre tus esmaltes y colócalos cerca del envase (el proceso se debe efectuar con bastante rapidez para que no se seque el esmalte que vayas a vertir en el envase), en el orden en el que vayas a utilizarlos.
  • Deja caer una primera gota de esmalte al medio del envase con agua templada. Tu pincel debe estar muy cerca del agua sin llegar a tocarla (se podría arruinar el esmalte). Si dejaras caer la gota desde muy arriba, esta se podría llegar a pegar al fondo.
  • Esta primera gota se debe expandir hasta los bordes del envase. Si no es el caso, puedes pasar rápida pero cuidadosamente tu mondadiente en los bordes para “jalar” el esmalte).
© C. Blanco / Essenza ●© C. Blanco / Essenza ●© C. Blanco / Essenza ●

© C. Blanco / Essenza ●

  • Luego, deja caer más gotas (siempre en el centro), en el orden que hayas escogido. Si las gotas no se expanden, es que tu esmalte es demasiado denso.
  • La cantidad de gotas que se dejan caer depende de la densidad del esmalte, pero puedes calcular unas 10 a 12 gotas en total. La última gota en general no se suele expandir.

 

© C. Blanco / Essenza ●© C. Blanco / Essenza ●
© C. Blanco / Essenza ●© C. Blanco / Essenza ●

© C. Blanco / Essenza ●

  • Inmediatamente después de haber colocado la última gota, dibuja la “flor” con la ayuda del mondadiente (límpialo en una toalla de papel después de cada pasada). Primero, traza una línea desde la primera capa de esmalte desde afuera hacia el centro, y lo mismo desde el otro extremo. Trabaja en forma paralela para que no se deforme la “flor”. Con 16 “pétalos”, es decir 16 trazos de afuera hacia dentro, tu “flor” está lista. Para darle una mejor forma, hunde ligeramente el mondadiente al centro de la “flor”.
© C. Blanco / Essenza ●© C. Blanco / Essenza ●
© C. Blanco / Essenza ●© C. Blanco / Essenza ●

© C. Blanco / Essenza ●

  • Después de esto, viene la parte crucial: debes colocar tu dedo en forma paralela al agua (con la uña hacia el agua) y hundirlo de golpe (cuidado, sin llegar a tocar el envase). Sin mover tu dedo, agarra tu lapicera y pásala alrededor del dedo para sacar los excedentes de esmalte (puedes soplar ligeramente hacia la superficie del agua para que seque más rápido).
  • Luego de ello, saca cuidadosamente tu dedo del agua, corta el scotch con tijeras (mira la foto), y, con la ayuda del palito de naranjo, saca los excedentes de esmalte alrededor de la uña.
  • Repite los pasos para cada uña (después, como te dije, con la práctica podrás hacer 2 a 3 dedos al mismo tiempo).
  • Deja secar, aplica el top coat y retira los restos de esmalte con un cotonete remojado en quita esmalte.
  • Para que el Water Marble dure más tiempo, puedes volver a colocarte una capa de top coat cada 2 a 3 días.
© C. Blanco / Essenza ●© C. Blanco / Essenza ●

© C. Blanco / Essenza ●

Como lo podrás ver en las fotos siguientes, en una mano hice el Water marble de flor, en la otra he ido jugando con otra combinación de colores y otros diseños (como el Water Marble de Zebra). Ya iré colocando algunos videos las próximas semanas con algunos de estos diseños.

Un consejo más: si se forman burbujas, puedes colocar encima alguna lentejuela para uñas como lo hice en el pulgar.

Ya lo habrás notado, es un Nail Art un poco complejo al comienzo, ¡pero muy pronto verás que te vas a volver toda una experta!

¡Hasta pronto!

Christelle

Etiquetado en Belleza

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post